1er Domingo de Agosto (FIESTA DE DIOS PADRE)
OCTAVA DE CONSAGRACIÓN A DIOS PADRE DE TODA LA HUMANIDAD

para hacer la octava click en imagen

VOLVAMOS A LA CASA PATERNA LA CONSAGRACIÓN
(Con Licencia Eclesiástica)

La octava de consagración se inicia el primer domingo de Agosto (pero se puede hacer en todo tiempo), preferiblemente en una Eucaristía dominical en la que nos consagraremos a la Santísima Virgen María, al Sagrado Corazón de Jesús y al Espíritu Santo con las oraciones que se adjuntan. Ese mismo día oraremos el primer día de la octava.

Durante la semana se harán los días respectivos de la octava y culminará el domingo siguiente con la gran fiesta de consagración a Dios Padre de toda la humanidad, es decir se comienza el primer Domingo de Agosto (fiesta de Dios Padre) y finaliza el segundo domingo de Agosto. Cabe hacer anotar que la consagración se puede realizar en cualquier otra época del año.

Las consagraciones a Jesús, María y al Espíritu Santo, preparan nuestros corazones a la Consagración al Padre de toda la Humanidad.

La octava es un acto de entrega voluntaria con un propósito fundamental: Iniciar el retorno a la Casa del Padre, donde vivamos en Su Reino y se haga Su Voluntad en Unidad, Armonía y Hermandad.
  DEVOCIÓN A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO  



En Julio de 1995, exactamente a las 3 de la tarde, hora de la Divina Misericordia, Nuestro Señor llamó por primera vez a Bernabé Nwoye, un joven de 17 años, de Olo, Estado de Enugu, Nigeria. Nuestro Señor pidió a Bernabé que adorara Su Preciosa Sangre, y lo consolara de todos los ultrajes cometidos contra Ella.

CONSAGRACIÓN A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO
(rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la Gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura.
Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de satanás.
En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono, y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a Tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.
Te prometo, con la ayuda de Tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.
¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad, y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!
He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.
¡Oh Divino Salvador! rocíame a mí y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, ¡oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡oh Virgen siempre gloriosa y bendita!


     
LAS HORAS DE LA PASION DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
VEINTICUATRO HORAS  DE LA PASION


Meditaciones Sobre la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

Para Acompañar a Nuestro Señor Jesucristo, En Cada hora de su Pasión. 

Por Luisa Piccarreta, hija de la Divina Voluntad. (En proceso de beatificación)

Para Hacer la horas consultar:
http://www.theworkofgod.org/Spanish/Devotns/Stations/meditaciones_pasion_Jesus_Cristo.htm

* Blog, en proceso de remodelación, disculpen las molestias
  Mensajes de Dios y de la Virgen María

domingo, 28 de junio de 2015

ASOCIACIÓN "PENSANDO EN ABORTAR"

OS PIDO QUE VEÁIS ESTE VÍDEO, LO QUE HACE LA FE CIEGA EN DIOS...,¡¡MILAGROS INCREÍBLES!!



Adelante en la Fe

Mensajes del Cielo dados a Manoli

Ángel Custodio de España

Nuevos Mensajes - Abril de 2015
(click en imagen)


POR ESO DEBO INTERVENIR Y MANDAROS UNA GRAN TRIBULACIÓN


A todos hijos Míos, a todos os tocará vuestra parte en la tribulación, porque este planeta Me ha ofendido hasta la saciedad. Yo, Jesús, os hablo.

Cierto que tengo muchas almas reparadoras y adoradoras que Me resarcen de tanta ignominia y desprecios como recibo, pero aun así, es mucho mayor el número de los que Me odian y niegan, y por eso todos pagareis de una forma o de otra el mal que recibo, cada uno según su culpabilidad, porque si bien muchos Me aman y Me dan culto, sus negligencias son a veces para Mi más dolorosas que las infamias de los que no Me aman. Yo, Jesús, os hablo.

El mundo ha perdido el norte de lo que era su destino. Yo lo creé con el fin de que fuera feliz en esta vida sirviéndome y glorificándome. Lo redimí para que vencido el pecado tuviera la vida de la gracia y se salvase de la perdición eterna. Pero todos Mis planes se vinieron abajo al hacer los hombres su voluntad sin tener para nada en cuenta la Mía.

Las almas van a su aire sin disciplina ni moral ni nada que las controle, y cada cual mira por sus intereses, sin tener en cuenta ni Mi gloria ni el bien de la Humanidad. Por eso hijos, debo intervenir y mandaros una Gran Tribulación que os haga despertar y os abra los ojos, porque sino vuestra ceguera os arrastrará irremisiblemente al abismo eterno. Más vale hijos que sufráis en esta vida temporalmente, a que lo hagáis en la otra eternamente. Yo, Jesús, os hablo.

Todo lo que decido es siempre pensando en vuestro bien, y esto hijos Míos, debéis de creerlo así. Mi Padre y Yo deseamos vuestro bien, un bien perpetuo, por eso lo que os venga, os duela o no, es siempre para vuestro bien, para unos será un castigo y para otros servirá para mayor corona. Yo, Jesús, os hablo.


Tened pues ánimo y estad preparados para Mi segunda venida, la cual muchos deseáis, pero otros la teméis. Ni al que reciba dolor ni al que reciba gozo Yo dejo de amarlos, porque Mi amor por vosotros siempre será eterno e ilimitado. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

viernes, 12 de junio de 2015

CADA VEZ MENOS TENGO DEVOTOS DE MI DIVINO CORAZÓN

3 de junio de 2012


Hijos Míos, entra ya el mes dedicado a Mi Divino Corazón y aquí estoy Yo esperando junto a Mi Madre vuestros homenajes. Es una pena que para muchos fieles cristianos estas devociones las tomen como anquilosadas en el pasado y poco actuales, cuando Mi Divino Corazón cada día en el Cielo, late de amor por vosotros. Yo, Jesús, os hablo.

Quisiera almas que Me rezaran la letanías, que hicieran la novena de la confianza, que meditaran sobre esta espiritualidad que tantos santos ha dado a la Iglesia, pero ya se han cansado de hacerlo los que antes lo hacían, y cada vez menos, tengo devotos de Mi Divino Corazón. Yo, Jesús, os hablo.

Todo aquel o aquella que me honre por medio de Mi Corazón Amantísimo, Yo os lo bendeciré con creces, porque todas Mis promesas se cumplirán en ellos y en sus familias. Hijos, que no decaiga esta devoción, los Nueve Primeros Viernes de mes, la reparación, la Hora Santa, todo son medios para santificaros y canales por donde recibiereis Mi gracia. Yo, Jesús, os hablo.

Fomentad esta devoción y todo lo que conlleva. Entronizad las imágenes en vuestros hogares y vivid esta espiritualidad tal y como Yo la revelé a Mi humilde sierva Margarita María, y tal y como durante siglos la han recomendado los Santos Padres. Yo, Jesús os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo pone en práctica

Festividad del Sagrado Corazón de Jesús - 12 de Junio de 2015
Mes del Sagrado Corazón de Jesús


Santa Margarita María Alacoque y el Sagrado Corazón de Jesús

1647-1690. Recipiente de las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús. Fiesta: 16 de octubre

Nació el año 1647 en la diócesis de Autun (Francia). Entró a formar parte de las monjas de la Visitación de Paray-le-Monial; llevó una vida de constante perfección espiritual y tuvo una serie de revelaciones místicas, referentes sobre todo a la devoción al Corazón de Jesús, cuyo culto se esforzó desde entonces por introducir en la Iglesia. Murió el día 17 de octubre del año 1690.

Canonizada en 1920 por Benedicto XV. Patrona de los que piadosamente alaben y den gloria al Sagrado Corazón de Jesús.

“Te constituyo heredera de mi Corazón y de todos mis tesoros”. 
(Nuestro Señor a Santa Margarita María)


Oremos con frecuencia:

“Jesús manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo”.

“Sagrado Corazón de Jesús. En voz confío”.

miércoles, 10 de junio de 2015

Non Serviam – El cambio de estrategia de Satanás (1974) – Amalia de Estrada de Shaw


   El mundo está reviviendo el pecado de los ángeles. El “non serviam” que fue el grito de rebelión de Luz cuando enterado de la Encarnación del Verbo, le negó el acatamiento y la adoración que le eran debidas a su Persona Divina, aún en su naturaleza humana. Se auto-contempló. Vio su hermosura, su inteligencia, su poder, su gloria y su felicidad. Pese a tantos dones recibidos en el orden sobrenatural, no supo – o no quiso – reconocer al Hijo que se haría hombre por amor a la pobre humanidad caída. Y se rebeló con aquella frase que es la síntesis de la soberbia endiosada, y que han repetido a través de los siglos todos aquellos que se atribuyeron como propios los bienes recibidos: “Non serviam”.

  Todos conocemos la historia y sus consecuencias. Eso fue el principio. Pero he aquí que la historia se repite. Y cuando la vida de los tiempos toca a su fin, retorna Lucifer a lanzar su reto a la Persona del Verbo. En esta batalla final anunciada en el Apocalypsis, revelada por Dios a los profetas de todos los tiempos, y contemplada por muchos santos videntes de nuestra época materialista, vemos a Satanás con su soberbia irredenta, llevar nuevamente la guerra a Jesucristo.

  Sabe de antemano que su causa está perdida. Conoce que nada podrá contra la omnipotencia de la Divinidad. No ignora que el ímpetu de sus furias se estrellará eternamente contra los muros de su cárcel infernal. Sabe que esa roca inconmovible en sus cimientos, que es la Iglesia de Cristo, sobrevivirá rejuvenecida después de este temporal – que como los pasados -  la sacude y la azota despiadadamente… Hoy en día hay momentos en los que a los católicos nos parece percibir el eco de sus blasfemias, y hasta palpar su presencia real, como si se hubiera encarnado en algunos de sus corifeos. Lo que se ha olvidado, es que después de disipadas las sombras del calvario, amaneció el día de la resurrección; que al morir Cristo en la Cruz venció a la muerte; que del encierro de su sepulcro, hizo brotar la vida; y que, como dice un pensador católico: “cada dolor de la Iglesia, es un anticipo de su gloria”.

  ¿Cuándo comenzó esta batalla contra Cristo, directamente contra Él? Quiero limitarme por una elemental prudencia hacia mis lectores al momento actual. La lucha entre el cielo y el infierno es desde siempre. Desde el “non serviam”, hasta el día del juicio universal. Pero, como digo, voy a limitarme a la época en que para mal de nusetras almas y de nuestra salud, nos ha tocado la suerte de vivir.

  El demonio – dogma de fe – que no perdió en su caída su naturaleza ni su inteligencia angélica, hace ya muchos… muchos años, que comprendió la inutilidad de llevar de frente la guerra contra Dios. Ello producía reacciones en los fieles que sacaban la cara en su defensa, y se lanzó por los atajos. Pero llegaba un momento, en que el enfrentamiento con Dios era inevitable. Eso lo condenaba al fracaso de su obra, que no es otra que arrancar de las manos de Cristo las almas rescatadas con su redención, ya que nada podía contra Él. Y fue a partir de entonces, que modificó todos sus planes. Usando el diccionario post-conciliar, yo diría que fue el primero en “promoverse”… Piensa que su obra será más eficaz de adentro hacia afuera, que a la inversa. Y así mata dos pájaros de un tiro. Primero destruye por dentro el edificio, y luego visitiendo el ropaje de la oveja, conquistará las almas que no sepan descubrir al lobo bajo el disfraz del manso cordero. “Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de oveja, y por dentro son lobos feroces”(Mat.7 15-21).

  La tarea fue fácil. Tan fácil, que arrastró no sólo almas ingenuas, sino, incluso, las sacerdotales y religiosas, y hasta algunas altas jerarquías que corrieron tras esos falsos profetas“que predican doctrinas que halagan sus pasiones” (2da carta de San Pablo a Timoteo, Cap. 4 3-4-)

  Estando en esta tarea, se le brinda una maravillosa oportunidad. El Papa ha convocado un Concilio para reajustar todo aquello de origen eclesiástico que precisaba ser reconsiderado. Introduce en él, esos corifeos de qu hablaba al principio. Y él mismo, revestido de padre conciliar, se instala en el aula y participa en sus deliberaciones. Presiona. Hace propaganda. Busca votos. Desconcierta. Y casi diría, atemoriza.

  Por eso “aquello que debió ser un nuevo amanecer para la Iglesia, como lo recordara no hace mucho el propio Pontífice, se trocó en oscuridad y confusión, como si el propio demonio hubiera introducido sus manejos”.

  Nadie que haya seguido paso a paso las sesiones del Vaticano II, puede sorprenderse de las reflexiones del Papa. Lo único realmente desconcertante, es que se haya precisado el paso de ocho largos años desde su clausura, para apercibirse de sus consecuencias. Pasados por alto mil detalles que daban la pauta de la trama que se tejía, abreviaré para decir que allí, en ese aula conciliar, tuvo lugar el ultimátum del demonio. Allí comenzó este combate final del anticristo.

  La primer manifestación externa, fue la furia iconoclasta que se desató en el campo católico… En nombre de las reformas litúrgicas y de la pobreza evangélica, se destruyeron los altares y las imágenes, incluyendo las maravillas del arte de los siglos insolentemente llamados obscurantistas. Los enviados de Satanás, se lanzaron por el mundo a predicar – lo que llamaron y siguen llamando – el “nuevo evangelio”. Inconcebible audacia en quienes sabían, y saben, que nada de origen Divino puede ser tocado ni cambiado. Bien claramente se los dice San Juan en su Apocalypsis: “si alguno quita algo de las palabras de este libro, Dios le quitará su parte en el árbol de la vida” (Apoc. 22, 19). Vale decir, que según la amenaza del Evangelista, todo aquel que toque una palabra verá su nombre borrado del libro de la vida. No obstante, se sostuvieron falsas doctrinas. Se disfrazaron de virtud muchos errores, se pretendió en nombre del “aggiornamiento” demoler y destruir todo lo que estaba constituido, y se terminó poniendo un cerco a la Persona del Verbo y a todo cuanto le pertenece: Su Santísima Madre, su Iglesia, su Eucaristía, su sacerdocio, sus Sacramentos, su Primado, y hasta la Santa Misa.

  Por eso, después de las palabras de Juan, causa espanto escuchar ciertas interpretaciones, traducciones y homilías, donde las verdades evangélicas se barajan como los naipes en manos de un jugador tramposo, y donde no se sabe qué admirar más, si la ignorancia teológica, o el desconocimiento total del diccionario…

  ¡Sí! Este lamentable confusionismo en que vivimos, es el prolegómeno de la lucha final del anticristo. Estas son las avanzadas del demonio, que a fuerza de ser el “simio” de Dios – como alguien lo llamara – quería tener también sus precursores. Hay una diferencia. El de Cristo, fue “el más grande profeta nacido de mujer, y su voz clamaría en el desierto”. Los de Satanás son muchos, que no tienen nada de de santos ni de profetas. Son sólo trompetistas que atronan día y noche nuestros pobres oídos con voces altisonantes, haciendo afirmaciones de fabricación casera, que luego tienen la audacia de querer rotular como si fueran decretos conciliares. Evidentemente ¡subestiman a “sus hermanos”! o queriendo rasar todo y a todos, los ponen en un mismo nivel de ignorancia religiosa. Fomentan el odio de clases en nombre de la caridad cristiana; incitan a la rebelión – primogénito pecado – llamando prejuicios a los principios y libertad al libertinaje. Apegan los corazones a la tierra, como si ella fuera lo definitivo, y se permiten hacer discriminaciones entre réprobos y elegidos, dentro mismo del seno de la Iglesia, en olvido absoluto de su catolicidad. Predican el desarrollo económico, el confort, el bienestar, sin tener en cuenta para nada, el sub-desarrollo espiritual de nuestras almas. Plagiando al padre Laburu, diría que predican una religión “amerengada”… Por eso arrastran a las multitudes que siguen a la Bestia.

  Hay entre estos satélites de Satanás algunos ciegos “que tienen ojos y no ven”. Hay débiles incapaces de aferrarse a sus principios para capear el temporal. Hay ignorantes con psicología de rebaño que se deja conducir con mansedumbre vacuna. Hay víctimas inocentes, que son las más sencillas y los jóvenes sin experiencia. Hay niños…, muchos niños, que a fuerza de serlo, y como en el cuento de Caperucita, no sabrán descubrir al lobo en la figura de la abuela, hasta que éste los haya devorado.

  Pero también los hay – y no pocos – cobardes mercenarios. Hay Judas y Pilatos. Hay Sanhedríam, y hay “sinagoga de Satanás”.

  Para alcanzar éxito, el demonio sabe que antes hay que destruir la Iglesia de Cristo, matar la devoción a María nuestra Madre, destrozar el primado, pisotear los Sacramentos, y corromper el sacerdocio.

  Tal vez podamos ir analizando poco a poco estas pertenencias de Cristo – para demostrar, cómo, a imitación de las guardias pretorianas finalmente, el manto de su Realeza. (“Repartieron entre sí mis vestiduras y sobre mi túnica echaron suertes” Jn.19, 24). Desnudo ya el Señor, como en la cumbre del Calvario, sólo resta poner nuestras sacrílegas manos sobre su Divinidad. La tarea ha comenzado con la Eucaristía. Y si esto no se detiene a tiempo y con suprema energía, nada sería de extrañar que las futuras generaciones lo vean despojado de su Mesianismo y de su Filiación Divina. Quiera Dios que me equivoque.

  Lo más peligroso, es que esta campaña, este satanismo que nos invade, y cuyo ídolo moderno es el Hombre – con mayúscula – se hace en nombre de virtudes reales: paz, caridad cristiana, “fraternidad universal” – con un dejo de masonería – tolerancia, comprensión, etc.

  Se cree que por esa escalinata cuyos tramos bajamos uno a uno casi sin percibirnos, llegaremos a una utópica “unidad”. Y digo utópica, porque ella será inalcanzable si ellos no renuncian a sus errores. En lo que a nosotros respecta, no podemos renegar de nuestros dogmas. A Cristo para poner precio a su Persona. Que nos ofrezcamos a quemar incienso delante de la estatua de Nabudoconosor. O que sea para complacer a Salomé, entreguemos la cabeza sangrante del Bautista.

  Ese día – si llega – nos encontraremos con que, lejos de atraer a los ajenos, habremos perdido a los propios.

  Aún aquellos que profesan otros credos perderán todo su respeto hacia una iglesia* que ya no tiene Martiriologio ni Santoral. Una iglesia que pacta con el mundo. Que dicta normas de economía política y tratados de sociología, pero que ha desterrado en la práctica, la Teología, la Moral, la Ascética y la Mística, que fueron los muros impenetrables que durante dos mil años custodiaron el Tabernáculo y la integridad de la Doctrina.

Amalia de Estrada de Shaw

*Naturalmente esta iglesia con minúscula, no tiene nada que ver con la verdadera Iglesia de Cristo, aunque cuente con un aparato eclesiástico “católico”.

Revista ROMA - Año VIII - N°35 - Bs. As., Agosto de 1974.

Nacionalismo Católico San Juan Bautista